Indecente

España es un país indecente.
¿Por qué indecente? ¿Qué es ser indecente?
Indecente según la RAE: “Falta de decencia”
¿Qué es la decencia?
Decencia según la RAE:”Honesto, justo, debido, digno, que obra dignamente, de buena calidad o cantidad suficiente….”
¿Se puede decir entonces que España toda es un país indecente?
Bien, eso sería una prejuicio generalizado que abarcando a más de cuarenta y dos millones de personas de las más distintas nacionalidades, raíces y costumbres daría una pobre definición carente de realidad. 


Pero si nos referimos a su imagen reflejada a través de las acciones de sus representantes gubernamentales, esta definición podría verse con mayor justeza….aunque también hay que contemplar quién lee el juicio.
Porque si lo es un lobbysta el que recibe el concepto de “Indecente”, él puede ver una oportunidad de negocio por demás de fructífero para sus bolsillos. Igual podría pensar un banquero, un político, e incluso un actor de los llamados enlaces religioso-político de esos que se mueven en las sombras mismas del poder, soplando con la fuerza de un tifón para que determinadas leyes y prebendas estén de parte de facciones eclesiásticas enquistadas en el gobierno mundial desde el comienzo de los tiempos.
En síntesis, todo aquel que esté ligado de un modo u otro a las esferas de poder, verán en la “Indecencia”, oportunidades y licencias de actuación para beneficio de sus intereses.
Solo el pueblo, la supuesta “vox populi vox dei” es quién verá y juzgará con la ley en una mano y la moral en la otra, que la “Indecencia” es un mal que debe ser proscripto; que todo aquel que caiga en sus garras debe ser juzgado y condenado pidiéndole la restitución de los daños ocasionados a la sociedad engañada.
Solo el pueblo, los supuestos empleadores de los mayordomos de turno que deben gobernar administrando un país, comprenden y creen que la “Indecencia” es algo repulsivo y que debe ser defenestrado de la sociedad para que esta evolucione.
Pero ¿qué es el pueblo para quienes habiendo usurpado los ámbitos del poder, se creen con la asignación de por vida de ser dueños y señores del pueblo que dicen con descaro “Les ha elegido”?



Entonces me vuelvo a preguntar cómo millones de veces a lo largo de mis casi sesenta años, ¿somos sado-masoquistas por excelencia los humanos?, ¿nos agrada ser sometidos para luego poder quejarnos, doloridos y oprimidos, sangrantes y  esquilmados, hambreados y expoliados, lamentarnos por todo el mundo gritar que nos dominan a látigo y espada, mientras no somos capaces de comprender que es nuestra propia decisión la que sostiene el sistema dictatorial?, ¿es que somos tan estúpidos o estamos enfermos y nos odiamos a nosotros mismos tanto?....



Recuerdo que era adolescente, recién aprendiendo las reglas de juego de la sociedad cuando estas preguntas surgieron en mí.

Tengo la cabeza llena de canas y la piel comienza a mostrar arrugas ya, ¿habrá quién me responda por favor?; es que va quedando poco tiempo, comprende……

Entradas populares de este blog

OCLOCRACIA O EL PODER DEL VULGO ESTÚPIDO.

Parábola del Ermitaño

Nunca te fíes de la apariencia

La soledad del Águila

Los que se fueron.

Revelaciones

¿HAY TODAVÍA ESCRITORES? (ensayo narrado)