El nuevo sistema educativo.

"No puedo enseñaros nada, sólo puedo ayudaros a buscar dentro de vosotros mismos, lo cual es mucho mejor que traspasaros mi poca sabiduría". Sócrates

Que sabiduría inmensa.
De la humildad del sabio emana el verdadero conocimiento. Es así de cierto, pues por más que el maestro intente meter la ecuación en el cerebro del alumno, no lo logrará a menos que este la encuentre por sí mismo y la haga suya. La incorpore y hasta se adueñe de ella creyendo que ha descubierto algo nuevo. Recién allí el maestro habrá cumplido su cometido, que no ha sido enseñar la ecuación, sino señalar el camino.




No se llame ninguno maestro a sí mismo, si lo que le lleva es su ego de inculcar su experiencia o conocimiento; el maestro es quién guía al discípulo a hallar lo que busca. Y si esa búsqueda coincide con la experiencia del maestro, luego se sentará con él y conversarán compartiendo alegremente sus vivencias.


Hoy observo un sistema de educación basado en la adocenación, en agrupar personas e imponerles información escrita en la que la mayoría de las veces no siquiera creen o han experimentado. Y me pregunto, ¿como es posible que con cuarenta y cinco minutos de clase se pueda guiar a treinta, cuarenta mentes a aceptar conceptos que no son experimentados, que no son debatidos, ni meditados?
Y es que no se enseña lo primordial: a razonar, a meditar sobre lo que se va a comprender, no se sabe pensar solo a aceptar sin posibilidad de replica a escritos que pueden ser fábulas, fantasías, veleidades oníricas o cálculos repetidos hasta el cansancio  para que se fijen como lo hace una grabadora. Las personas educadas así se mueven por paradigmas insertados y no crean en las potencialidades que realmente tienen; sus capacidades están castradas por estos verdaderos diques de contención. solo aquellos que logran pasar esos diques crean; pero solo una élite, cuando en realidad son muchos más los que podrían estar en igualdad de condiciones.
La actual educación no da libertad, solo encadena para determinados fines. 


Sin pensar en conspiraciones mundiales, ni manipulaciones maniqueas, es claro que el sistema se diseño para servir en una época en que era necesario avanzar en la industrialización; eso ya se logró y las actuales épocas pasan mucho más de prisa, de la industrial a la electrónica, de la electrónica a la comunicacional, de esta a la digital y así en pocos años de manera exponencial. 
Pero el sistema educacional solo ha sufrido parches de actualización, no se ha cambiado, no ha sufrido una revolución; y es eso precisamente lo que necesita. 
Derrumbar y construir sobre lo derribado. 

Un nuevo sistema educativo donde no se eduque tanto y se guía más, un sistema a la manera de los viejos pensamientos socráticos: guiar. 
En un lugar de un sistema educativo, debería ser un sistema dedicativo.


Entradas populares de este blog

OCLOCRACIA O EL PODER DEL VULGO ESTÚPIDO.

La soledad del Águila

Nunca quieto, siempre en movimiento

EL MALDITO REDIL

Cuatro letras sobre la Venganza y la Justicia

La Palabra Hiriente: el Insulto

LOS INSULTOS (1º parte)