MI POSTURA



ES MI POSTURA
LA DEFENDERÉ CON MIS ARGUMENTOS
CON DIENTES Y UÑAS
PORQUE LLEGUÉ A ESA CONCLUSIÓN,
PORQUE NO PERTENEZCO A LA MASA,
PORQUE SOY DISTINTO Y NO ME ASUSTA,
PORQUE TENGO MIS DERECHOS.
SE ME ACEPTA O NO.
NO ME IMPORTA SI ES UN NO.
NO ME IMPORTA SI NO TENGO MULTITUDES DETRÁS,
PREFIERO LA SOLEDAD Y ESTAR TRANQUILO
DE SEGUIR SIENDO YO,
SIN VENDER NI REFORMAR MI VERDAD.





LAS GAVIOTAS CUANDO BAJAN A TIERRA SE COLOCAN DE FRENTE AL PUNTO DE DONDE SOPLA EL VIENTO, DE MODO DE CUANDO DESEAN EMPRENDER EL VUELO, CON SOLO ABRIR SUS ENORMES ALAS, LA VELOCIDAD DEL AIRE LES HACE MUCHO MÁS FÁCIL REMONTAR EN POCOS SEGUNDOS.


YO SOY DISTINTO, TAL VEZ NI SIQUIERA ME GUSTE QUE LA CORRIENTE ME LLEVE O AYUDE,
PREFIERO SER QUIEN DECIDA DONDE IR Y QUE RUMBO TOMAR. PREFIERO TENER DECISIÓN PROPIA Y ATENERME A LAS CONSECUENCIAS. PORQUE CUANDO TU SIGUES A LA BANDADA, LA DECISIÓN ES DEL AIRE Y DE LAS CONSECUENCIAS NADIE ES RESPONSABLE.


ME GUSTA SER RESPONSABLE, 

AUN DE MIS ERRORES

Entradas populares de este blog

La mujer como objeto sexual

La Palabra Hiriente: el Insulto

OCLOCRACIA O EL PODER DEL VULGO ESTÚPIDO.

Las enseñanzas de Epicuro

TRAMO DE CUENTO

Nunca quieto, siempre en movimiento

LOS INSULTOS (1º parte)