Razonando


La intemperancia es la falta de templanza ante un hecho; el temple o templanza es una de las cuatro virtudes cardinales, que consiste en moderar los apetitos y el uso excesivo de los sentidos, sujetándolos a la razón.
La razón es el acto de discurrir el entendimiento.
Entendimiento es la potencia del alma, en virtud de la cual concibe las cosas, las compara, las juzga, e induce y deduce otras de las que ya conoce.
Ante la intemperancia, razonar; razonando para discurrir el entendimiento; entender para juzgar; elevar un juicio para formar opinión sobre algo o alguien; opinar que es la valoración que se forma de una persona respecto de algo o de alguien; algo o alguien es el arquetipo conceptual que se toma como ejemplo; ejemplo es la acción o conducta que puede inclinar a otros a que le imiten.

Las personas solemos establecer muestras relaciones interpersonales con la base de la imitación, generalmente lo que uno tiene es deseado por el otro y viceversa, esto une en un “negocio” de cualidades compartidas. El amor es en sí, un negocio de cualidades compartidas.

DCarlesML.

Entradas populares de este blog

OCLOCRACIA O EL PODER DEL VULGO ESTÚPIDO.

Parábola del Ermitaño

Nunca te fíes de la apariencia

La soledad del Águila

Los que se fueron.

Revelaciones

¿HAY TODAVÍA ESCRITORES? (ensayo narrado)