La Búsqueda de la Excelencia


La mayoría de las personas no sabe ni le interesa entrar en la "Búsqueda de la Excelencia"
Pocos son los que toman esa llama interna que les arde hasta no dejarles dormir o comer, que está por encima de cualquier prioridad y la desarrollan en una frenética pesquisa intentando llegar a la perfección
Dejan en el camino su piel, sus sentimientos, el tiempo a compartir, sus relaciones, todo cuanto estorbe su senda recta a la ilusión de conseguir la estrella dorada, el summun propio, la consagración íntima, el reconocimiento de su ser interior





Pulen su "roca basta" hasta que la ven convertida en una resplandeciente joya para que le de luz a ellos mismos, por propia iniciativa, por propio gusto, sin jornal, sin más aliciente que saber que se puede llegar a la máxima expresión
Esa sana ambición de pureza nacida en el alma del iluminado es común en todo ser humano, sin embargo son contados los que se animan a mirar de frente el desafío y emprender la aventura que todos deberíamos afrontar
La humanidad sería muy distinta si solo se mirara a sí misma como lo que es en su potencial y no como lo que ha logrado ser por su avaricia y mezquindad; una pobre imagen de mendicidad que se arrastra pidiendo que le den algo de luz ajena

Entradas populares de este blog

OCLOCRACIA O EL PODER DEL VULGO ESTÚPIDO.

La soledad del Águila

Cuatro letras sobre la Venganza y la Justicia

La Palabra Hiriente: el Insulto

Nunca quieto, siempre en movimiento

EL MALDITO REDIL

LOS INSULTOS (1º parte)