Extraño caso, Transhumanismo. (Bonus track de Extraño caso)



No hubo ningún tipo de explicación. O al menos eso pensé.
Nos “retiraron” con una razón que desconozco, solo supe que todo es muy diferente de lo que se especula o se da por sentado. Fue un choque para mis conocimientos, un caso de inexplicable desconcierto; tan creídos estamos que los conceptos son correctos y que conseguimos acercarnos al límite de la verdad absoluta, cuando lo que existe está tan lejos de lo que creemos.
Me sentí con pena por las ilusiones perdidas, por la inocencia que mantenemos como realidad. La decepción me hundió sin más, me pisoteó y enrostró una mínima parte de lo que es, y me derrumbé de vergüenza y desolación. Recordé a esos niños que un buen día le dicen que todo lo que vivieron hasta ese entonces ha sido una gran mentira, que sus padres no lo son, que su casa no es suya, que no son pudientes, que están en la ruina y en la calle, que deberá dejar el colegio de pago y sus amistades, que ya no habrá zumos de marca, ni zapatillas que salen en la televisión, ni siquiera habrá un aparato de televisión. Así comprobé que todo era una farsa inventada por alguien muy perverso que se hacía pasar por un ser superior.
No creía en las casualidades, y ahora mucho menos, sé que todo tiene un hilo conductor para que un fin se cumpla, por más que este tenga bifurcaciones, vueltas y revueltas, nada escapa a un plan definido y exageradamente perfecto.
Por esto es que dejé el juicio del encuentro casual de lado y me aboqué a simplemente seguir el derrotero de las acciones, al fin se haría como se planeó y no importaba que pensara o decidiera; en la celda de transferencia apareció de la nada y me preguntó:
-       Qué desea saber.- no había entonación, luego comprendí que a partir de determinada dimensión las preguntas y las respuestas no tienen razón de ser, no hay unas y las otras son innecesarias.
-       ¿Qué hago aquí?
-       Está en transferencia.
-       ¿Qué significa eso?
-       Que será transferido.
-       ¿A dónde?
-       Al siguiente nivel.
-       ¿Por qué yo, por qué nosotros?
-       Así debe ser.
-       ¿Así sin más?
-       Sí.
-       Pocas respuestas.
-       Contesto lo que pregunta.
-       Comprendo, pero ¿qué es esto?
-       Una transferencia.
-       Ya. Eso lo sé ahora. Pero, ¿qué es otro nivel?
-       El siguiente nivel, un nivel más elevado.
-       ¿Para qué otro nivel, qué me beneficia?
-       Porque así debe ser. El beneficio es lo que comprenda.
-       ¿Otro nivel es otra dimensión?
-       Solo son palabras similares, puede llamarles como quiera, es otro nivel.
-       ¿Estamos dentro del mismo universo?
-       No.
-       ¿Me dice que estamos en otro universo?
-       No.
-       ¿Entonces dónde estamos?
-       En una transferencia.
Pensé que me hallaba en una situación extraordinaria por lo que debía ser paciente, comprender su mensaje desde su realidad y no que me respondiera de acuerdo con la que había estado viviendo. Si no hacía ese esfuerzo, todo sería un bucle, respondería desde su posición a la mía que distaba demasiado para zanjarlo en una ocasión, si se puede llamar así.
-       ¿Hay otros universos?
-       Sí.
-       ¿Pertenecen a un grupo único o se agrupan en… células que éstas a su vez pertenecen a algo mayor?
-       Cada conjunto de universos forman un organismo.
El desconcierto me alcanzó, la incertidumbre me llenó los vacíos que el ser humano llevaba preguntando desde que tomó consciencia. Pensé que podría ahondar en el origen de la especie, pero a estas alturas veía despreciable la historia.
-       Si cada conjunto de universos forman un organismo, éste ¿a qué corresponde?
-       El organismo corresponde a un cuerpo.
-       ¿Qué, somos parte de un cuerpo?, ¿algo así como órganos?
-       Sí.
-       Si somos parte de un órgano, ¿éste tiene una forma… cómo los que componen mi cuerpo?
-       Las formas son subjetivas.
-       ¿Las formas son emociones?
-       Sí.
-       El universo en que habitaba, ¿es una emoción que se desplaza?
-       No, la emoción como forma no existe. Es solo un conjunto y no se desplaza.
-       Si la forma es una emoción, está estática, no es dinámica.
-       Sí es dinámica. Revoluciona.
-       ¿No evoluciona?
-       Sí.
-       Entonces el evolucionar debe producir una expansión, un desplazamiento del conjunto.
-       No, la evolución solo se da en la propia dimensión o nivel en que está como conjunto.
-       No comprendo. Si las formas que conozco no existen, ¿qué es lo que existe entonces?
-       Otras formas que corresponden al siguiente nivel.
-       ¿Cuántos niveles hay?
-       Todos los necesarios para que el organismo exista.
-       Eh… ¿Hay más de un organismo?
-       Todos los necesarios para que el fin se cumpla.
-       ¿Cuál es ese fin?
-       La existencia de los organismos.
-       Según voy comprendiendo, ¿Es una situación que podríamos definir como un bucle?
-       No.
-       ¿Por qué no, si la reiteración de un hecho regresa al punto inicial es formar un bucle, una repetición?
-       No hay bucle o repetición porque eso sería si hubiese un lugar dónde se realizara.
-       ¿No hay un espacio dónde se desarrolla esta existencia?
-       El lugar le puede llamar eternidad para que lo comprenda.
-       Eh… ¿Entonces es un toroide?
-       Para que lo comprenda lo llamaremos toroide. Sin embargo el toroide es una forma y como tal no existe.
-       ¿Hay otra manera de imaginarlo?
-       Una vibración.
-       ¿Un punto vibrando o una línea vibrando?
-       Un punto primer nivel. Una línea segundo nivel. Un espacio plano tercer nivel. Un espacio corpóreo cuarto nivel. Un cuerpo expandido un quinto nivel. Una expansión vibrando un sexto nivel. Una vibración duplicada un séptimo nivel.
-       ¿Siete es el número… el número mágico?
-       La magia no existe en ningún nivel.
-       Ya. Imagino que la magia es un concepto humano de tercer nivel.
-       Sí.
-       Dicho de otra manera, ¿siete es el número final?
-       No hay final. El número pierde significado al llegar al nivel séptimo.
-       ¿Y luego que hay?
-       La existencia eterna.
-       Creo que he llegado al punto de partida. ¿No es así?
-       No.
-       ¿Por qué?
-       La existencia no tiene fin, es eterna.
-       Comprendo. Las explicaciones también tienen un límite.
-       Sí.
-       Creo no tener más preguntas, las surjan las podré deducir de lo que me ha dicho. Pero ¿por qué debo saber esto?
-       Para bien de la transferencia.
-       Una última pregunta, ¿la transferencia es la muerte?
-       La muerte es un concepto que no pertenece a la existencia.
-       Sin embargo se muere.
-       Hay diferentes maneras de abordar la transferencia.
-       Ésta no es la más común.
-       Todo es común y a la vez único en la existencia.
-       Comprendo, es llegar a la unidad del todo con la nada.
-       El todo y la nada no existen en la existencia.
-       Entiendo.
Me quedé pensando, toda pregunta me remitiría a una sola respuesta, la existencia como cosa eterna y la eternidad como existencia.
-       ¿Estos son los valores universales?
-       Los valores numéricos terminan en el séptimo nivel para su entendimiento. Los números dejan de tener relevancia.
-       Sí, a partir del séptimo nivel.
-       Sí.
Mi mente se vació. No sentía ninguna necesidad, era cómo cuándo estas harto de comer, saciado, satisfecho pero vacío. Comprendí en un interior muy profundo de mi alma que no tenía ya necesidad de preguntar, con esos conceptos podía definir cuanto quisiera. Los detalles de la historia dejaban de ser hechos importantes, para ser solo puntos anecdóticos, o menos aún.
Miraba hacia mi interior, al dirigirle la vista a él, ya no estaba. Fue claro que respondió a mis dudas y cumplió con su misión.

Sentí que el vacío de mi interior inundaba todo lo material, la transferencia comenzaba.


Entradas populares de este blog

OCLOCRACIA O EL PODER DEL VULGO ESTÚPIDO.

La soledad del Águila

Cuatro letras sobre la Venganza y la Justicia

La Palabra Hiriente: el Insulto

Nunca quieto, siempre en movimiento

EL MALDITO REDIL

LOS INSULTOS (1º parte)