MARCELO MASTRONARDI, Maestro Baterista



“Debemos ser como la barca a vela, no importa de qué punto sopla el viento. Si tenemos el timón y controlamos la vela, aún con viento en contra podemos avanzar hacia nuestros sueños”
DCarlesML


Marcelo Mastroiani cumplíó con aquella premisa.
Se convirtió un su propia barca a vela. 
Poco le importó si el viento era a favor o en contra.
Tomó el timón, orientó la tela y fue a por su sueño, tocar como Baterista del grupo Coldplay
Este es el testimonio de la fuerza de voluntad y el resultado que se obtiene con esfuerzo y perseverancia.
Señoras, señores, el Maestro Marcelo Mastroiani con Coldplay

Entradas populares de este blog

OCLOCRACIA O EL PODER DEL VULGO ESTÚPIDO.

La soledad del Águila

La Palabra Hiriente: el Insulto

Nunca quieto, siempre en movimiento

Parábola del Ermitaño

EL MALDITO REDIL

LOS INSULTOS (1º parte)